viernes, diciembre 15, 2006

Ratónpolis

La animación con plastilina siempre ha sido una cosa mágica e increible. Puede ser supermala en cuanto a argumento, pero sólo pensar que alguien ha creado esas maravillas con lo mismo que a tí sólo te sirvió para hacer "churros" superlargos manchando la mesa a tu madre, ya pone los pelos como escarpias. Pues esta película es al revés, con animación, han hecho dibujos de plastilina. Curioso.

La película trata de una mascota ratón que vive con una niña rica. Por motivos que desconocemos,se marchan y se queda él como rey de la casa en el peor momento posible. Una rata de alcantarilla se cuela por los desagües y trata de instalarse en la casa. Como es lógico, esta gana y expulsa a nuestro "fino" amiguito al mundo de Ratónpolis, donde luchará por volver a la comodidad de su hogar.

La cosa, a decir verdad, no ha estado mal. Mi media calabaza dice que es un infierno y roncaba al tercer fotograma, todo sea dicho. Pero a mí no me ha parecido tan floja. Cierto es que la historia es muy para mozalbetes, pero tiene giños graciosos para los mayores, como las continuas referencias a James Bond (tan de moda ahora) o la sutil inclusión de Desafio Total (premio para quien la vea). El argumento no es mucho peor que cualquiera de acción de actores reales, con su introducción, su nudo y su desenlace, pero en vez de explosiones y desafios a la física, tenemos golpes e ingenio para resolver los problemas. Mención aparte merece la animación, dado que han conseguido que los dibujos parezcan muñecos de plastilina,¿era necesario? Hombre, no lo se, pero original si que es.

Resumiendo, película de animación enfocada a un público menudo. Acción y humor en una grabación original y sorprendente, que nos muestra que el cine de animación puede hacer superproducciones igual de efectivas que las de seres de carne y hueso. Y seguro que más baratas.

Me ha gustado, pero tampoco tengo 12 años.


Besitos.

P.D: La eterna lucha de anfibios y roedores llega a las pantallas de modo de película de animación ;-)
P.D.2: La crítica a la experimentación animal también me ha gustado.

2 comentarios:

pequeñoIbán! dijo...

La plastilina en efecto tiene un encanto artesanal que siempre enamora

He visto que estás con un ciclo de Ghibli en MuchoCine, a ver si escribo alguna crítica para las pelis y así te ayudo

Un saludo!

Tito Chinchan dijo...

Buenas,

las películas de dibujos de plastilina son increibles, sin más ;-)

Ya leí que alababas la de la tumba de las luciérnagas, una de las películas que más odio, por el engaño que me pareció. Está muy currada, pero joder que dramón, muy mal, que no adviertan que es de llorar. Ya veré que más escribes, je, je.

Besitos.