miércoles, diciembre 09, 2009

Gamer


Director: Mark Neveldine y Brian Taylor
Duración: Hora y media a ritmo de cadáveres descuartizados.
Estreno: 4 de septiembre de 2009.

Estos juegos donde tienes la visión de un personaje y vas matando (y muriendo) nunca me gustaron. Probé en su día el Doom y me estresaba muchísimo. Incluso haciendo trampas. Luego probé el Duke Nukem, y decidí que mucho mejor la saga de Civilization. Aquí sólo te puedes culturizar, con mensajes como "El Estado soy yo" o "Se puede conseguir más con una palabra amable y una pistola, que sólo con una palabra amable".

La película trata sobre el futuro, donde las grandes corporaciones han tomado el mando. Dos juegos se llevan el cotarro. Uno tipo Sims, pero con personas de verdad, donde sebosos señores toman el mando de mujeres de verdad, que se pasan el dia magreandose con otras mozas en las mismas. Y el más imponente, uno en que tomas el poder de un recluso del corredor de la muerte, que para salvarse, tiene que masacrarse contra el resto de presos.

Curiosa, muy curiosa me ha parecido. Máxime tras una noticia que salió hace poco donde decia que Intel preparaba chips cerebrales para el 2020, precisamente para juegos. La estética es muy lograda, con una cantidad considerable de casquería gruesa. La trama no es que sea compleja de seguir, y hacia el final, eso se convierte en un viva la Virgen, que quita enjundia a la película. Pero la idea de que unas personas controlen a otras mediante un juego me parece buenísima.

Resumiendo, película sobre la realidad virtual llevada al extremo. Grandes dosis de violencia, músculos y sexualidad desbocada, un guión sencillo de seguir y una buena idea. No apta para mentes sensibles.



Besitos.

No hay comentarios: