jueves, mayo 10, 2007

Spiderman 3


Director: Sam Raimi.
Duración: Más de dos horas de telarañazos.
Estreno: 4 de mayo del 2007.

Que ya empieza, que ya empieza. Que no, que son los trailers. Papa, ¿cuando sale el murciélago? Esa es otra, que no te enteras. Chissst, que ya empieza. Ñam, ñam, ñam, chup, chup, chup, rasss, rassss. Ahí sale piderman, ahí sale, ahí sale. Dales fuerte. Papa tengo pis. Tooomaaa, tooomaaa. Mabuuuurroooo. ¿Cuanto queda? ¿Se va a morir? Papa, tengo sueño. Ñiaaaauuuunnnn. (Nota de un servidor, no la veáis en sesión matinal, que se llena de niños, je, je)

La película trata sobre un chico que tiene un superpoder que le convierte en hombre araña (para los que no conozcais la saga). La trama de esta tercera entrega está dividida en varias historias. Por un lado Spiderman se ha convertido en héroe popular y todo le va bien, con lo que algo externo le tiene que arruinar la vida. Su novia pasa de triunfadora a la dura realidad. Sus enemigos le siguen odiando. Um, ahora que lo pienso, lo de siempre.

Tengo que reconocer que me aburrí como un oso insomne durante la hibernación. En el lado positivo tenemos que los efectos especiales son increibles, pero como ya nos vamos acostumbrando a estas cosas, pues no nos sorprenden. La banda sonora dice mi medio calabacín que también está bien, pero a mi me pareció poco adecuada en algunas escenas de lucha. Y algunos momentos de Peter Parker son muy graciosos. En el plano negativo, lo demás. El argumento es muy extraño, dado que en una película donde esperamos un ritmo frenético, nos meten mucho rollo. El hombre de arena es demasiado místico. El Spiderman con dientes si que mola, resentido y con mala hostia. El Spiderman normal hace cosas raras que no se comprenden. El Spiderman de negro también mola. Y el hijo del duende es insulso, y hasta absurdo.

Resumiendo, película bastante floja, con grandes efectos especiales y alguna cosilla más. Pero con un argumento enrevesado con personajes que tratan de ser complejos, pero se tornan ridículos. ¿Por qué no hacen esto? Queremos comer palomitas mientas desenganchamos el cerebro.

Un rollo.

Besitos.

P.D: El beso de Spiderman no se lo cree nadie, es absurdo.
P.D.2: Como mola el spidy dentudo, lastima que salga tan poco.

3 comentarios:

Raúl Yusta dijo...

jode, yo que les he prometido a mis primos pequeños llevarles a verla este finde... Se me han quitado las ganas.

A ver si encuentro una sustitutiva...

common people dijo...

NO ES POR ECHARME FLORES....pero ya decia yo que la historia de spiderman tenia menos miga que el pan de los turkos. Y es que la segunda fue un toston y la primera casi que tambien. No tiene ni fu ni contrafu que dice isi ta ka. Y anda que no tiene que ser dificil mear con ese trajecito!!
(para carnaval al pablo mejor de batman que mola mas)

kubrick

Anónimo dijo...

yo te recomiendo verla en el cine, gana mucho.Eso si, si vas al cine, que sea tarde, muy tarde....yo fuí a verla por la tarde y estaba lleno de niños que no se callaban sinó habia hostias, la parte hablada( la que se supone que te inculca valores) ni la escuchaban, eso explica mucho sobre lo que pasa con los niños y su educación actual.