lunes, abril 02, 2007

El ejército de las tinieblas

Director: Sam Raimi
Duración: 83 minutillos a cada cual más extraño.
Estreno: De cuando las olimpiadas de Barcelona.

¿Sólo es del 92 esta película? Pensaba que era más vieja, quizá sea por la cantidad de veces que la he visto. Recuerdo que la primera vez (que la ví, no lo otro, que estais obsesionados con el defollar y el demeterysacar) me dejó alucinado completamente, e incluso indignado, por que no entendía lo que acababa de ver. Con el paso de los años y de los visionados, me he dado cuenta que tengo que verla cada año para poder resetear el cerebro y ver que no necesitamos hiperproducciones para pasar un rato genial.

La película trata de un tipo que trabaja en una ferretería gigante, hasta que por una serie de avatares del destino (no perderse la mano cangrenada) aparece en el pasado, concretamente en la edad media. Resulta que su llegada, acompañado de un coche, una motosierra y una recortada, coincide con una profecía. Así que tiene que recuperar el libro de los muertos (llamado Necronomicón) para que el sabio le pueda mandar de nuevo a su mundo. Pero no lo hace del otro bien y despierta al ejército de las tinieblas.

Madre mía, que película. Si la ves con metalidad seria, vas a ver una mierda que te vas a querer cortar las venas con una cucharilla de café, para sufrir más. Pero si la ves sabiendo que esto es una mezcla de cine de terror baratillo, efectos especiales chungos y humor desenfrenado, te vas a pasar un buen rato y vas a querer tener esta maravilla en tu deuvedeteca como un servidor la tiene. Los efectos especiales son bastante cutres en su mayoría, salvo los esqueletos que no están mal. Las situaciones son hilarantes, y provocan más de una carcajada. Aunque lo que más me gustó de la película es lo rápido que va. Es decir, 82 minutos en los que pasan más cosas que en las 12 horas extendidas de los orcos y los hobbits (madre lo que acabo de decir).

Resumiendo, terror de serie B, con muchísimo humor, que hace imprescindible su visionado. No teneis excusa, es corta, vibrante, hilarante y mítica. Para verla con los colegas acompañado de sustancias psicotrópicas, a poder ser.

Grandísima.

Besitos.

P.D: Hay escenas muy grandes, como la de la mano cangrenada, cuando rompe el espejo, cuando se mira el hombro, el monstruo volador que compite con los efectos especiales de Ed Wood, etc.


3 comentarios:

Sr Fran dijo...

Peacho peliculón este de hoy, tremendo. Yo también, la primera vez que la vi, me quedé 1 poco loco, no sabía si estaba viendo aventuras, comedia, terror... Luego la ves otra vez y, efectivamente, es que estaba viendo las 3 cosas.

Tiene momentos increibles, desde luego. Yo me quedo con la "frase" que tiene que pronunciar para pillar el libro, que la balbucea asi x lo bajo, xq no se acuerda, y luego comenta... "Ya, la he dicho, eh? Me llevo el libro, eh? Que la he dicho bien, ojo" o algo en ese plan XDD !!

En fin, gran pinicula y muy buena crítica ;)

Tito Chinchan dijo...

Buenas señor Don Fran,

sigue usted destilando ese saber estar e inteligencia que todos saben que tiene.

La escena del libro es grandísima, y es que tiene muchísimos momentos geniales, como el rato del espejo. Grandioso.

Besitos.

Lori dijo...

jajaja está fué la 1a película que vi de la saga, es muy buena, me encanta la parte donde comienzan a molestarle metiendole los dedos en los ojos jejeje aunque la escena de cuandó nose acuerda de como eran las palabras para poder coger el libro y se las comienza a sacar de la manga también es muy buena

Conclusión: La frase de: segundas partes nunca fueron buenas, aqui tenemos a la excepción.