lunes, abril 16, 2007

Moscow Zero

Director: María Lindón
Duración: 70 y pocos minutos, supercorta.
Estreno: 4 de abril de 2007

Una vez vista la película, en lo que buscaba la portada para ponerla, me he topado con unos datos de la película. Uno dice que está rodada en Moscú, como el nombre de la película implica, pero yo me preguntó, ¿por qué hay agradecimientos al final al ayuntamiento de Valencia, a su policía, a sus paellas y hasta a la fallera mayor? Yo creo que se rodó en Valencia, pero no me hagais mucho caso. Por cierto, la directora tiene un apodo muy bonito, Luna, lo que no hace si no constatar que se rodó en Valencia, ¿o no es famosa la luna de Valencia? El festival del humor concluye aquí, os lo juro.

La película trata sobre un tipo investigador que se mete en los subsuelos de Moscú a descubrir una historia muy extraña sobre hombres, marginales y demonios. Todo nace de la época de los zares, pero está rodada en la modernidad. Como parece que tarda en volver el mozo, se monta una expedición formada por un cura, una muchacha, un investigador resentido y dos matones que no tienen ni media hostia (uno es Arturo Cañas, de Cámera Café). Y se meten en los subsuelos, que oye, están excavados casi casi hasta el centro de la tierra, y luego se meten con las obras del Gallardón.

¿Pues qué quereis que os diga? A mí la película me ha gustado, coincidiendo con mi medio calabacín. De miedo, lo que se dice de miedo, no es. Vamos, que no he sabido que era de miedo hasta que no he leido una crítica que ponía "de terror". Lo más interesante es la historia que se cuenta, a través de la lectura de un libro, sobre los sucesos que acaecieron en ese lugar y propiciaron lo que pasó después. La elección de actores no está nada mal, y el señor Kilmer debería ir a Corporación Dermoestética a que le hagan lonchas, que no cabe en el plano. Lo que no me ha gustado nada de nada es que sea tan oscura. Prefiero un poco menos de ambiente y que se vea mejor lo que pasa.

Resumiendo, película de galerías y subsuelos, que nos cuenta que existe un mundo debajo de las ciudades y que casi mejor no visitarlo. No está mal, se deja ver, cuenta una historia curiosa y es muy oscura. Me gustó.

Hay que ser generoso, que para una que cuenta con fondos de todos y me ha gustado.

Besitos.

2 comentarios:

WTC dijo...

Enhorabuen por el blog, estaré atento a nuevas críticas. http://www.v-o-i-g-h-t.blogspot.com/

Daniel Asser dijo...

Soy uno de los que trabajó en las dos primeras películas de Luna, no en esta última porque dos veces me podrán engañar, pero tres no. Con su equipo, la forma de comportarse de esta directora es siempre la misma, la del desprecio hacia los que están empezando y colaboran por cuatro duros con su película (cuatro duros que al final no ves), y la actitud sumisa hacia las "estrellas", que con sus caprichos son los que acaban dirigiendo la película. LO asombroso de esto es que Luna no tiene ni idea de cine. Y más asombroso aun que ni siquiera le interesa aprender. Ella y su productor, Pepe Magán, tienen una receta muy particular para hacer cine:
a) Convencer a dos o tres estrellas veidas a menos para que participen (aunque sólo sea unos minutos), y con ese reclamo conseguir dinero de los inversores y las subvenciones.
b) para que este sistema funcione, la realización de la película no debe costar apenas nada (para eso es perfecto lo de rodarla en un túnel y poner a los actores a dar vueltas por él. Truco que ha repetido en dos ocasiones ya)
c) No pagar a los actores secundarios ni a los tecnicos (mientras que el Kilmer se habrá embolsado una pasta por rodar una tarde)
Aunque la película luego no se vende, o no acuda nadie a las salas de cine les da igual, porque el dinero ya lo han cobrado y de esto viven la Luna y el Magan.
La famosa picaresca española de toda la vida, vamos.