domingo, julio 08, 2007

Shortbus


Director: John Cameron Mitchell.
Duración: 102 minutazos de pililas y más pililas.
Estreno: 9 de febrero de 2007.

El mundo de la autofelación es coto privado de los varones, por razones obvias. ¿Quién no ha pensado alguna vez en lo bien que estaría poderse hacer un alivio bucal así por que sí? Yo desde que vi esta película, he perdido cualquier interés que pudiera haber tenido. Por cierto, el actor este, después de este rodaje, ¿qué tipo de papeles le ofrecerán? No creo que salga en un cameo con los teletubbies, no.

La película trata de unos newyorkinos que están fatalmente. Por un lado, una terapeuta sexual que nunca ha tenido un orgasmo, que conoce a una ama dominante que la trata de ayudar. Por otra parte, una pareja gay que quieren darle vidilla a sus relaciones metiendo a más gente al regocijo y el regodeo. Por otra parte, un vecino les espía y le da a la zambomba. Y todos se terminan concentrando en Shortbus, un club social donde la gente va a a desinhibirse sexualmente.

Podréis llamarme antiguo o corto de miras, pero una película que comienza con un tipo echándose todo el tema en la boca tras autofelacionarse, no me parece que sea cine de autor. El guión de la película se me hace un poco raro, con personas con problemas que no considero demasiado cotidianos, por lo menos la forma de plantearlos y solucionarlos. El argumento realmente no me ha aportado casi nada, con la salvedad de "conocer" un poco más de cerca el mundo de la sexualidad gay. Pero vamos, que esto no tiene ni pies ni cabeza. Posiblemente haya que leer antes las declaraciones del director para poder centrarse.

Resumiendo, película sobre los problemas cotidianos y sexuales de un extraño grupo de habitantes de Nueva York. No se si pretende escandalizar, pero tras 6 o 7 felaciones se comienza a hacer aburrida. Escandalizar en base al sexo comienza a ser pesado. Por lo demás, poco o nada.



Besitos.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola!
qué pena que te haya sabido tan a poco, porque yo creo que la película tiene muchísimo de dónde mirar.

Lo más importante, no trata de escandalizar (eso sólo está en tu mente, sí, un poco old-fashioned).
La película habla de sexo de una forma muy natural y desinhibida. Y es lo que tiene.
El sexo es tabú, oculto, escondido en gran parte de las películas. Pero aquí, lo hacen el tema central y hablan de él, sin tapujos, sin tratar de polemizar y de una forma muy natural.

¿Por qué has aprendido un poco más de relaciones gay? ¿Y por qué no de relaciones hetero? Hay más protagonistas hetero que gay, y más historias hetero que gay. Espero que hayas aprendido también de ellas lo que hay que aprender, que es NADA, sino tomar el sexo de forma más natural. Es una película que habla de relaciones sexuales y punto. Es ficción (aunque el club sí existió), y como siempre, la realidad superará a la ficción en muchísimos casos.

Hago mención a la escena del trío de tíos cantando el himno americano mientras practicaban sexo. Eso sí que es desmitificar.

Una pena que le dediques medio comentario a lo que en la película dura menos de 5 minutos. Sí que te impactó.

Por mi parte, totalmente recomendable.

Chico del siglo XXI

Tito Chinchan dijo...

Buenas,

vamos a ver.

Para empezar, las escenas de sexo escandalizan a la mayoría de los espectadores. Sobretodo a lo que nunca hayan visto a dos tios montándoselo. En ese aspecto, por mucho que trate de ser desmitificador, resulta escandalizante (a mí ya no me escandaliza nada, por eso digo que me aburre).

Sobre las relaciones heterosexuales tampoco aprendí nada. La protagonista china y sus problemas sexuales ya me los conozco, por lo que ya me sabía el tema. Y las soluciones también. De la parte gay no sabía casi nada.

La escena del trio no se si desmitifica, pero me pareció bastante ridícula en sí.

Dedicó medio comentario (el primer párrafo, que es donde hablo un poco de lo que me viene, no tiene que ser de la película) por que me parece que es bastante impactante y te marca de qué va la película. De todos modos, siempre cuento como comienzan todas, ¿no?

Finalmente, sigo sin saber de qué va la película. ¿De un grupo de personas que buscan mejorar sus relaciones sexuales? No se, no se, me aburrí muchísimo. Y no sólo yo, la niña dijo que eso era malísimo.

Besitos.

P.D: Se me olvidó poner en la crítica que es muy similar en cuanto al desarrollo a Ken Park (que tampoco la recomiendo, salvo por curiosidad).

Anónimo dijo...

No te sientas tan especial: las escenas de sexo no escandalizan a casi nadie.
Lo que le ocurre a la pareja gay (que uno se aburre) también ocurre a los heteros. Seguro que ya lo has visto también en alguna otra peli.
Y bueno, siento que también os aburrieráis vosotros :-)
A nosotros nos divirtió.

Sólo quería resaltar que la película da mucho más de si que gente follando.
Habla de relaciones entre personas y problemas personales, pero, en lugar de contar sus cosas de pareja o problemas en el trabajo, lo hace desde el pto. de vista del sexo.
Muy interesante, muy original.

Raúl dijo...

pues yo me he descojonado con el comentario sobre la autofelación y el cine de autor :)

sobre la película, ni me sonaba, pero vamos, a veces me fío de tu gusto

Stipey dijo...

Pues a mi me ha llamado la curiosidad, y en cuanto tenga un ratito la echaré una ojeada, por tu culpa TITO, por tu inmensa culpa...

Como encima me guste me veo doblando el espinazo a ver si me llego al pene pa poderlo chupar.