jueves, febrero 22, 2007

Ghost Rider - El motorista fantasma


Director: Mark Steven Johnson.
Duración: Más de 100 minutazos, excesivo.
Estreno: 16 de febrero de 2007.

Supongo que todos los que me leeis estais esperando una feroz crítica sobre esta película. Pues no, además que no entiendo muchas conductas de ese estilo. A ver si me explico, no se pueden valorar todas las películas por el mismo rasero, es decir, una película porno se valora por los lustrosos miembros y cuerpos de escándalo, no por su guion. Del mismo modo, que si una comedia no me hace reir, pero tiene un montaje perfecto, la película es mala al no cubrir su objetivo cómico. Pues con las películas de pasan de viñeta a fotograma pasa lo mismo, o al menos similar.

La película trata sobre un chaval que hace acrobacias con su padre en la moto. Un día descubre que su padre tiene una enfermedad mortal de necesidad, por lo que pacta con el Diablo que este le quite esa enfermedad. Por este contrato, este pasa a ser una especie de sicario de Mefistóteles, como tantos lo fueron antes. Se convierte en el motorista fantasma, versión moderna del jinete fantasma. Básicamente uno iba a caballo y otro en moto.

Bueno, pues otra más de superheroes. El guión nefasto, como era de esperar, con un motorista atormentado que trata de matarse por todos los medios y que el Diablo evita. Un amor que no puede lograr por que estos señores tienen que ser solitarios (cosas de los contratos). Y una maldición que no sabe bien como quitarse. Muy típico. Los efectos especiales son muy buenos, con especial relieve en la escena del rascacielos que es soberbia. Y el conjunto se hace algo aburrido, con unos diálogos muy flojitos, y con poca acción, que es lo más importante. Estas películas tienen que tener más peleas y menos rollos metafísicos de lo que sufre. Parece un anuncio de Hemoal más que una peli de un tio calavera ardiente.

Resumiendo, otra más de la factoría Marvel, sobre un motorista que por la noche arde por un trato que hizo con Belcebú. No es ni la peor del género, veasé Daredevil, ni la mejor, veanse Spiderman, X-men o la controvertida Hellboy. Total, para echar el rato y ver un poco de efectos especiales.

¿Y cómo no usa casco ese muchacho?

Besitos.

P.D: Tengo que escribir la frase culmen de la película. Dice el malo malísimo, con toda la solemnidad que la situación exige "Mi nombre es Legión, por que somos muchos". Jajajaja, genial.

4 comentarios:

Hicks dijo...

Pues eso, una pelicula de entretenimiento que más vale no tomarse muy en serio.
Por cierto, que te hace tanta gracia de "mi nombre es Legion por que somos muchos"; eres al segundo que leo le hace gracia y no se por que ¿?

Tito Chinchan dijo...

Buenas Hicks,

pues la verdad, que como agnóstico practicante que soy, desconocía que era una cita bíblica, como me ha indicado el Oráculo Google. Me hizo mucha gracia la cita por que, en un momento de máxima solemnidad del personaje malo y malvado, soltó una frase bastante absurda, a mi modo de ver. Podía haber dicho del mismo modo "Vendo Seat Panda semi nuevo, full equipe" ;-)

Besitos.

oktomanota dijo...

jajajaj vaya pelea que llevais de verdad jaja

javi dijo...

No entiendo es qué sentido tiene que pongan a Nicolas Cage, que está un poco viejarro ya.

Puede ser que le arda la cabeza de todo el garrafón que se apretó en Leaving Las Vegas, a mi entender la única película decente que le he visto y porque quería autodestruirse.