sábado, febrero 05, 2005

El grito (2ª parte)

Bueno, por fin he podido terminar de ver esta peli. Realmente debería decir que por fin ha reproducido totalmente el cd mi reproductor, dado que no estaba en condiciones de verla. Es que resultó que como estamos en Carnaval, pues nos fuimos a tomar unas cervecitas. Y para no hacer el ridículo, pues nos disfrazamos. Ella de diablesa y yo de cura. Al final, terminé consagrando las cervezas que nos tomamos. Y como ya no soy un chaval, pues pusimos la peli a cuatro patas. El resultado fue que tengo recuerdos inconexos de esta parte. Por otro lado, me reí muchísimo.

En fin, de lo que me enteré fue que era más de lo mismo. Copiando a "La maldición" a saco, pero bastante peor. La escena que yo me esperaba, la de la mano en la ducha, me pareció un pedo comparándola con la de la otra película. Se regodearon más con los bichos, hasta hacerlos familiares y hasta simpáticos. Además, es que no puedo con las estupideces de los guiones. Resulta que un tio descubre que hay una casa que se ha vuelto loca y mata todo el que entra a por azucar. Y el se dice con dos cojones, "voy a quemar la casa". Y para para allá con dos bidones de gasolina y un mechero. Sabe que en esa casa está el espíritu de un niño que mata mucho. Pues bien, cuando lo va a quemar todo, oye voces de un niño. Joder, que mejor opción para quemarlo todo. Pues no, corre a salvar al niño. Así que termina hecho chopsuei por el niño al que iba a salvar. Una estupidez tremenda.

Así que, como conclusión, que veais la versión japonesa, que da mucho más miedo. "La Maldición" es la buena, que "El grito" es un poco rollo. Y si podemos elegir ver la misma película, pues vemos la buena.

Besitos.

1 comentario:

Juan Luis dijo...

Claramente no la veremos, pues entre que la has puesto hecha unos zorros y has contado que el niño se carga al hombre, pues no sé, tiene poco aliciente...

La verdad es que tampoco pensaba verla.

Por cierto, que ayer oí a Cándida contar la de One million dollar, baby, y sin menospreciar esta querida página, no tiene precio el escuchar a esa mujer, me partí de risa!, aunque por otro lado, ya contó parte del final, como suele hacer.
Dijo que era la mejor película que había visto en su vida (que es mucha vida), así que, tengo que ir a verla.
Besos.