lunes, febrero 21, 2005

Mambo italiano

"¡Joder con el tito chinchan, que se ha visto una porno! Será marrano" direis los lectores más simples de este diario. Para los que tengais miras más lejanas que esto, os diré que es una comedia sobre italianos gays.

Trata de un chico "rarito" que vive en Canada junto con sus padres italianos, dento de una comunidad italiana. Digo que es rarito porque es rarito, no porque sea gay. Los padres de la criatura son geniales y deberían estar subvencionados por el ministerio de cultura, desde luego. La hermana del susodicho es un poquito ligera de cascos, con una gran disposición para temas de succiones diversas. Y la idea de la película es la vida de este chaval.

La película esta bien. Es del tipo española de gays y enredos de cama, así que a los que os gusten ese tipo de películas, ya tardais en cogerla. No es que aporte nada al cine mundial, pero con las mierdas que se ruedan, esta sobresale de entre ellas. Los padres son lo mejor de la película. El marido siempre empieza las conversaciones con frases del tipo "Mi hijo no es gay" y las termina con "Mi hijo es más maricón que el tuyo. Es el más maricón del mundo (con el pecho enchido de orgullo)" Con lo que te partes la caja. Sólo por ver las conversaciones que tiene el padre, ya merece la pena ver la película.

Como conclusión, es una película muy adecuada para estos días tontos, en los que el grajo vuela bajo y la tele sólo suelta exabruptos continuos. Os aseguro que alguna sonrisa se os escapará.

Besitos.

2 comentarios:

Juan Luis dijo...

Al final no me he enterado si merece la pena verla o no, o si mejor me quedo leyendo el periódico o cambiando los muebles de sitio.
¿qué hago?

chinchanmolamazo dijo...

No vaya usted a verla, que ya no está en el cine. Alquílesela (o bájesela de Internet) que seguro que le va a gustar. No es la película de su vida, pero mejor que enterarse de lo que pasa en el mundo, es.
Por Dios, vea la película.