martes, octubre 11, 2005

Howls Moving Castle (El castillo móvil de Howl)


Siguiendo con el ciclo del señor Miyazaki, del cual estareis hasta las narices, os traigo su última obra. Por supuesto, no está traducida al castellano, así que si la quereis ver sin dejaros la vista, tendreis que esperaos hasta que la adapten a la lengua de Cervantes. Hablando de lenguas, la traducción del título es mía y estoy muy orgulloso de la misma. Creo que voy a llamar a la productora a ver si pillo una subvención por tan tamaño prodigio de adaptación de inglés - japonés al castellano.

La película trata de una chavala adolescente que trabaja de sombrerera. Un buen día, al salir a la calle, la asalta un espigado y misterioso muchacho, que es perseguido por unos amorfos seres de color negro y sombrero. Tras volar huyendo de los perseguidores, ella vuelve a su tienda, donde la espera una especie de señora gorda. Esta, tras enfadarse con la chavala, la lanza un maleficio por el cual se convierte en anciana, obligándola a buscar a Howl para que le pueda quitar el encantamiento. Así explicada parece muy rara, pero no es tanto.

Bueno, lo de siempre, animaciones muy curradas e historias bonitas. Lo que más me gustó es que la niña, al pasar a anciana, lo lleva con toda naturalidad, ahorrándonos el previsible intervalo en el que lucha por volver a ser joven. Los personajes son harto curiosos, teniendo a un diablo del fuego que oculta un secreto, a un espantapájaros con cabeza de nabo, a un niño que es el único normal, a la bruja gorda que luego se deshidrata y parece Jabba el Hut (el de la guerra de la galaxias), al propio Howl que no se sabe muy bien la lucha interna que se trae y a la adolescente - vieja que tiene su cosa. La historia vuelve al estilo del castillo de Laputa o el viaje de Chihiro, no llegando a ser tan buena como la última pero mejor que la de Laputa.

Resumiendo, que si sois tremendos fans de la saga, os gustará mucho, sino, esperaros a que la saquen por fascículos y la compreis junto a una manga que nunca vereis. Yo personalmente, desde mi punto de vista de fan, la recomiendo, pero en castellano, que leer los subtítulos es un horror. A los chavalillos posiblemente les guste, aunque puede dar algo de miedo.

Miyazaki a su rollo y en su mundo. ¡Que me invite!

Besis.

P.D: Pobre cara de nabo, ¿no le podrían haber puesto otro mote?
P.D.2: La vieja es calcada a la bruja de Chihiro.
P.D.3: Es de las que tienes que leer el porqué de la misma, dado que debe tener significados internos que ni entiendo ni tengo interés en comprender.
P.D.4: Las puertas del castillo son increibles y hacen volar la imaginación. Un punto para el señor Miyazaki.

3 comentarios:

Sr. Fran dijo...

Leyendo su crítica me han asaltado algunas dudas que no puedo sino plantearle:

¿El castillo móvil lleva cámara? ¿Donde está situado exactamente? Si estuviese en Albacete ... podría darse la situación de que a la vieja le acompañase un viejo.. con el consecuente resultado ;)
¿La BSO es del Payo Juan Manuel? En otro caso mi interes se vería reducido.
¿Cuantas películas ha hecho este señor? ¿Son todas de dibujos? Convendrá usted, señor crítico, en que una adaptación de Totoro con actores de carne (mucha carne en este caso) y hueso sería un rotundo éxito. Ya veo a Totoro agarrando a Nicole Kidman y diciéndole aquello de .. "Te cojo del cuello, te tiro al colchón...", todo esto con la cara pintada de azul y blanco, que está demostrado que gusta.

Cordiales saludos.

PD: ¿Para cuando la crítica de algún corto? Asi a lo mejor hay que leer menos..

chinchanmolamazo dijo...

Oh, señor Fran, uno de los más aisudos colaboradores de este vuestro blog. Alabado sea antes de cagarme en su padre por criticar la fluidez de mis letras y la extensión de las líneas. No hago sino ahorraros ver las películas, dado que después de leer una crítica de estas ya no hace falta ver la película.

El señor Miyazaki ya no ha hecho más filmes, pero aún tengo en la recamara una de esas que os gustan, en japonés no traducida. Y ya será la última, os lo juro. Aun que he descubierto a uno de sus estudios que puedo continuar con él. Ya veremos.

El catillo móvil es polifónico, pero no se si lleva cámara.

Más bien recorre lo que viene siendo Japón, poer lo que la canción pudiera resultar "Una vieja y un viejo van para Tokio ..." Por Albacete no pasa, creo.

No veo claro el tema de las adaptaciones, que este señor sólo sabe hacer dibujitos.

Aclaradas todas las dudas, dejole en paz.

Besis.

Anónimo dijo...

Buenos días tronquete soy boliche Man.
Sí, me han puesto Internet. Eso de ser Jefe de Equipo (como me han hecho por aquí) me hace tener ciertos privilegios...
Bueno ya podré mirar de vez en cuando tus actualizaciones!!!
Un abrazo tron!