jueves, noviembre 09, 2006

La casa de los dibujos


La casa de los dibujos es una de esas series que no sabes como alguien se ha atrevido a grabarla. ¿Por que es mala? No, no es nada mala, si no que no sabes a qué mente enfermiza se le ocurren tamaños argumentos y situaciones. Y mucho menos, qué cadena se atreve a mostrarlos sin temor a la audiencia. Por suerte los de MTV España no traen esta pequeña maravilla de la animación "tradicional".

La serie trata de una especie de Gran Hermano, pero en vez de con descerebrados seres humanos, pues lo han hecho con descerebrados dibujos animados. Tenemos a ocho dibujos, dibujados con diferentes texturas y estilos (cosa muy, muy meritoria), cada uno con su propia personalidad. Resulta muy chocante ver convivir a diferentes estilos de dibujar, sólo por esto merece ya la pena verla. Por cierto, a parte de los personajes que detallo ahora, salen algunos más, destacando el productor de la serie, que es un altavoz.

A ver si me acuerdo de todos los personajes. Para empezar, el personaje más asqueroso de todos, que me alegré mucho de su progresiva desaparición de la serie, Lulú de cartón. Un dibujo en blanco y negro que representa a un símbolo sexual de los años 20, que da mucho asco lo que hace y como la ridiculizan.

Ling Ling es el personaje de anime de la serie. Muy similar a un Pikachu, es de los más graciosos, tuvo un comienzo muy dubitativo, pero con el paso del tiempo le forjaron una personalidad muy definida y muy buena. Tiene algún capítulo dedicado en exclusiva a él que es memorable.

Morocha Amorocha, la zorrita de la serie (lleva cola de zorra). Grandísimo personaje que da el toque erótico a la serie, con sus continuas referencias sexuales. Además es cantante resuelve misterios, que de ven en cuando hacen el chiste que explica algo obvio y todos alucinan. Tuvo su momento de más gloria no en el episodio que le dedicaron, si no el día que enseño a masturbarse a Mueble o algo.

Xander es un aventurero espacial que está en una contienda interespacial por liberar a su novia. O eso fue el comienzo de la serie, como la cosa no daba para más, pasó a un segundo plano. No es un gran personaje, pero tiene momentillos simpáticos, aunque muy lastrado por Lulú de cartón. Por cierto, es el personaje gay de la serie (muy bueno un episodio en que aparecen más personajes gays de dibujos).

Princesa Clara es la ridiculización de las películas de Disney. Representa lo peor de la sociedad, tras esa cara angelical, es racista, xenófoba, clasista y no se cuantas cosas más. Tiene gracia, y tuvo su momento de gloria fué el día que se levantó la falda. Memorable.

Puerquísimo Chancho (que cada día le llamo de un modo distinto) es uno de los más grandes y graciosos. Representa las descargas cerdas de la sociedad, y es, junto a Princesa Clara, la representación de lo peor de la sociedad. Guarro, egoista, desagradable, malvado, vamos, que lo tiene todo. Pero me muero de la risa con él. Conforme avanzó la serie, mejoró mucho su actuación hasta hacerse imprescindible. Da un poco de asco, pero es grande, muy grande.

Capitanazo es, creo yo, el más rico en situaciones absurdas. Representa los comics de superheroes, pero de un modo muy peculiar. Es tonto, pero muy tonto, creando gags muy graciosos y cortos del tipo "No te vi anoche (mientras en su mente aparece hablando con el que dice que no le vió)". Me parece un gran personaje, que es usado más como comodín que como elemento central de la serie. No se sabe muy bien si es gay, hetero, o le gusta todo.

Finalmente, que casi se me olvida, Mueble o Algo, que es un personaje estrafalario, con una bocina en el culo y cosas raras por el cuerpo. Representa la absurdez de algunos dibujos. Muy secundario, tiene su momento de gloria en el episodio de "Cum Babes" que tradujeron como los "leche bebes" que se folla hasta las tostadoras. Bueno, me olvidó del día que sustituyeron a Lulú por una especie de muñequita de fresa, genial.

Bueno, con estos personajes, ¿qué os esperais? Pues una serie descarda, irreverente, que a mucha gente desagradará y seguro que a nadie deja indiferente. En España se han estrenado dos temporadas, siendo la segunda mucho mejor que la primera. Personalmente, no quería verla, dado que los primeros capítulos son malísimos, pero mi medio calabacín insistió y la verdad que mereció mucho la pena. Hay episodios que he visto varias veces, sólo para pillar todo lo que pasa. Y si le sumamos que cada capítulo dura 22 minutos, pues dan muchas ganas de verla enterita.

Resumiendo, que la serie merece la pena verla y tenerla en la seriteca. Seguro que sorprendeis a las amistades con lo original de la misma. A mi me encanta, aunque hay episodios que me resulta muy desagrables.

Besitos.

P.D: Olvidaba referenciar dos momentos muy "heavys" de la serie. Uno en que habla Dios en el confesionario y de repente sale un pene al lado suyo y el se pone a hablar con él (se supone que hacen algo más que hablar). Grandioso momento. Y el otro es en el que Capitanazo quiere perder los poderes, y no se les ocurre otra cosa que hacer tetrapléjico (en clara alusión a Superman). Esto me pareció muy fuerte.

2 comentarios:

Sr Don Fran dijo...

Buenas!

No había leido la crítica hasta ahora, y eso que son un fiel seguidor de la misma.

Tengo que decir que discrepo notablemente en algunas de las apreciaciones de nuestro crítico, en lo que a personajes se refiere: En general vienes a decir de cada uno que son "secundarios" :P, cosa lógica si estamos hablando de un grupo. O son todos protagonistas, valdría también decir... Creo que cada personaje tiene su sitio justo, y pocos destacan excesivamente. Si acaso el Capitanazo, por ser sensiblemente más corrupto que cualquier otro. Un crack!!

En general concuerdo en que es una grandisima serie, que ha ido ganando nivel capítulo a capítulo hasta asentarse como lo más divertido y degenerado que se puede ver hoy en dia.

Besitos!

Anónimo dijo...

Sólo quiero matizar que Xander no es un personaje espacial o creo haber leido algo asi. Es una parodia del mítico personaje de ZELDA!quién no ha jugado alguna vez...
SalU2