jueves, abril 14, 2005

Saw


Otra vez el tema del folio en blanco. Por suerte lo tengo totalmente dominado, y más después de ver esta película. Y es que no está la vida como para andar perdiéndola. Ya lo comprendereis si os atreveis a verla.

La película que nos hemos visto ha sido Saw. Trata de un par de personas que de pronto se despiertan en un baño de un edificio abandonado. Su única compañía es la de un hombre con los sesos esparcidos por el suelo gracias a un certero tiro que se ha autoproporcionado (vamos, que se ha suicidado). A partir de esta escena, los protagonista encuentran dos cintas. En una de ellas, le dicen a uno que para salir y que su familia no sufra daños, debe matar al otro. El argumento desde luego, mola mazo (como decía aquel señor que no quería ser ni sombra ni reflejo del ayer).

Los actores de la cinta no son conocidos, por lo menos para mí. Pero la verdad es que no actúan nada mal y dan el pego perfectamente. La atmósfera que crea la película transita entre la tensión y el tedio más extremo. Y es que como siempre, se puede decir lo mismo en menos tiempo. Aún así, tengo que reconocer que disfruté como un enano. Mi medio pomelo no puede decir lo mismo, dado que, aunque no se durmió, se le hizo un rato aburrida. A mi el argumento me recordaba mucho a "The cube" aunque salvando las diferencias. Hay un asesino que pone a sus víctimas unas situaciones ciertamente jodidas para hacer que luchen por sus vidas. Pero las situaciones son tan chungas que termina autoinmolándose. Lleva a todas sus víctimas a situaciones en las que un servidor no duraría ni dos centésimas. Mi señora dice que ella no se rebanaría el pescuezo, pero yo ante la opción de cortarme el tobillo con una segueta, me corto antes las venas a la altura del vello púbico, je, je.

Resumiendo que me enrollo mucho, la película me ha gustado. Resulta un poco agobiante, sobretodo si te metes en el papel, pero esta interesante. Le pongo el pero que se me hizo larga, pero no demasiado. Como puntazo a su favor, que el final nos sorprendió gratamente. Desde luego no me esperaba ni de coña lo que sucede. Y no os cuento más.



Besitos.

P.D: Engañar a tu esposa sale caro.
P.D.2: Fumar desde luego sale más.

1 comentario:

chinchanmolamazo dijo...

Viva el tito chinchan y sus pedazo de críticas. ¡Viva!