lunes, diciembre 12, 2005

Princesas

Siempre que veo a Fernando León me acuerdo de un comentario que hicieron sobre él en un programa de cotilleos referido a la ceremonia de entrega de los premios Goya. Había una señora allí que no se cuales son sus galones que dijo algo como así "y espero que no vuelva a tener la falta de respeto de volver a recoger los Goyas con una camiseta y que se vista bien. O que se cambie la camiseta por lo menos". Lo cual demuestra que los que no saben hacer nada creativo, saben bien insultar y meterse con temas superficiales. A mí este tio me gusta aunque vaya a los Goya con un huevo fuera.

La película trata sobre una prostituta (Caye) cuya mayor ilusión es ponerse unas tetas de talla XXL. En su periplo por las calles conoce a otra prostituta, llamada Zule, que hace la calle para ganar dinero y traer a su hijo a España. Una prostituta por gusto y otra por obligación nos muestran las miserias de la sociedad en la que vivimos, desde ese punto crítico, ácido y simpático de Fernando León.

Buena discursión tuvimos al terminar la película, dado que yo consideraba que el hecho que fueran prostitutas era algo secundario, dado que con muchas otras profesiones se hubiera conseguido un efecto muy similar. Se nos muestran las miserias de los inmigrantes que vienen a España y se tienen que agarrar a un clavo ardiendo. La situación y posición de los españoles ante tal avalancha que se defienden de ellos como pueden. Los prejuicios de la sociedad hacia ciertos temas tabues y algunas cosas más. Total, una película dura de esas tipo Barrio, con su toque sentimental (podía haber sido mucho más dura, esta no es nada dura para que lo que podría haber sido) que nos muestra una realidad que hay en las calles.

Resumiendo, la película me gustó bastante aunque se me hizo algo larga y un poco angustiosa. Por suerte no termina con un mazazo tan gordo como el que esperaba. A mi medio limón le gustó menos, dado que le pareció muy dura.

Besis.

P.D: Como dice mi niña, la Candela Peña encaja muy bien en el papel de puta.
P.D.2: Como no podía ser menos, salen tetillas.
P.D.3: Es de estas en las que te apetecería partirle la cara a más de uno, sobretodo al estamento policial. Ya me entendereis.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Te agradezco que cuentes que no termina tan duro como esperabas.
Y eso que te acabo de preguntar que si cuentas el final para leerlo o no.
Así no lo espero yo.... qué manera de joderme las sensaciones!! :-)

chinchanmolamazo dijo...

Buenas usuario anónimo,

¿sabe usted como esperaba yo que acabase? Después de haber visto Barrio, que me pequé una impresiónd e escándalo, y de haber oido que esta era más dura, me imaginaba mínimo una bomba nuclear ;-)

En fin, peor hubiera sido que leyera usted el Fotogramas, donde contaba con pelos y señales toda la película.

Besis.