viernes, agosto 04, 2006

Cargo


La barba de Luis Tosar, ¿es de verdad o es que se ha pegado un mapache a la barbilla? Virgencita santa, que espesez de barba, y yo con los cuatro pelos ralos que me salen. Y la mata de pelo que ostento frente a su despejada frente. Lo que es la vida.

La película trata de un turista que anda por un país del África negra y tiene un altercado con la policía. De esto surge la necesidad de salir de dicho lugar como sea, así que se enrola de polizón en un barco europeo. Al poco de partir, es descubierto (en una escena que es para borrar de la retina) y pasa a disposición del capitán, que le pone de ayudante del cocinero. Poco a poco, va descubriendo los misterios que tiene el barco, así como la negra historia que albergan los ocupantes del mismo.

Joder, ya me han vuelto a engañar. Me esperaba yo otra cosa, muy alejada de este tema. Al parecer, la historia es de medio miedo, medio acción y medio drama. Pero no cala para nada. Para empezar, no engachas con los rudos marineros en ningún momento, resultan personajes muy lejanos a nosotros. El protagonista no tiene ningún tirón, y te esperas que de un momento a otro, Luis Tosar se siente en cubierta a divagar sobre la vida y el empleo. Los acontecimientos se suceden un poco lentos y, cuando suceden, son demasiado rápidos como para enterarse. Al final, no me enteré bien de qué había ido todo, y mi medio calabacín tampoco, así que aquí os dejo este pedo de crítica.

Resumiendo, si alguien se ha enterado de por qué sólo quedan zapatos donde debería haber marineros, que ponga un comentario. Muero de ilusión de saberlo.



Besitos.

3 comentarios:

Sr Don Fran dijo...

Mucho estreno de restiling de Web y tal... pero viene floja la crítica, eh?
Yo de la peli he oido poco más que su simple existencia, asique no tengo ni idea casi de que va. Por lo que cuentas tampoco me termino de hacer una idea, pero me figuro que el Barco será un Crucero que va al Caribe o algun sitio de esos, y los marineros dejan los zapatos para bañarse con las alegres indígenas Hawaianas, jeje.

Si algun dia, dios no quiera, se me ocurre verla, ya comentaré a ver de que va. Aunque me ha creado curiosidad...

PD: Tengo la teoría de que el ser humano tiene un nº constante de pelos; si tienes suerte te salen en la cabeza, si no en la barba.. y si tienes muy mala suerte te salen en la espalda ;)

chinchanmolamazo dijo...

Ese señor Don Flan, que fino hila.

La crítica viene floja por que no se como meterle mano a esta peli. Además, para lo que me pagan, puedo poner lo que me de la gana (bueno, ahora que tengo un socio de blog no se si me conviene, que es capaz de echarme).

Veala, veala, y me la aclara de paso.

Besitos.

P.D: Oye, es una buena teoría, pero dado que a usted le escasean tanto en la cabeza como en la cara, ¿donde los esconde?

la niña dijo...

Creo que el film es facil de comentar, TRUÑO DEL 10.

(Dado que esta palabra, propia de la jerga de la calle y del blog del tito, no existe en el DRAE os informo que significa mierda).... claro que quien quiera opinar que opine.

abrazos