jueves, agosto 10, 2006

El sabor de la sandía

El sabor de la sandía, o tocame el coño que vengo de Logroño ha sido una arriesgada apuesta por mi parte. Un trozo de mí decía esta, esta, que sale una tía espatarrada en la portada. Otra decía, que noooooooo, para eso una porno y para pelis las de palomitas. Efectivamente, no debí verla, aunque sólo por la crítica que estoy elaborando ya merece la pena.

La película trata de una señora que va con una sandía bajo el brazo, en un momento dado la parte por la mitad, se espatarra en la cama y se pone media entre las piernas. Llega un señor y masturba a la sandía como si fuera ella. Luego se comen la sandía. Más tarde, follan con la sandía en la cabeza a modo de casco. Al parecer el es eventualmente actor porno. Dudo que llegueis hasta aquí leyendo, pero hay sequía en su país y hacen medidas extrañas para conseguir agua, como vaciar los retretes públicos o beber zumo de sandía.

Si superais el trauma de la primera escena, tendreis ante vosotros una comedia musical llena de momentos absurdos coordinados al son de escenas de sexo grotescas. Esta es una película de esas que el espectador medio ponemos cara de lelos y lamentamos los aurelios que nos hemos dejado en la puerta del cine. Los momentos musicales resultan de vergüenza ajena, con paraguas de sandía y tios con purpurina. Y de la trama no se que deciros, dado que el final me lobotomizó el cerebro y he perdido recuerdos del mismo. Sólo recuerdo que merece la pena ver el final para decir en voz alta, no quiero ver películas de directores de culto.

Resumiendo, TRUÑO con mayúsculas. Por cierto, no puedo terminar sin decir que películas como estas son las que alejan a los críticos del mundanal populacho. La constelación de estrellas que ha recibido de los que saben de esto me ha dejado el coño frío, como una sandía metida en el congelador, je, je.

Las fruterías vistas como templos del sexo.


Besitos.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¿que quiere decir "truño"?

chinchanmolamazo dijo...

Buenas anónimo lector,

truño significa, literalmente caca, mierda, mojón, ñordo, chorongo, et.c Supongo que te haces una idea.

Besitos.