miércoles, agosto 09, 2006

Cars


¿Coches que hablan? ¿Humanizamos a vehículos de motor? La verdad que el género de la animación se va quedando sin argumentos y cada vez tienen que pensárselo mucho más para conseguir sorprender al público. Y con esta desde luego que sorprende.

La película trata sobre Rayo Mc Queen, un joven coche de carreras arrogante y con el ego muy subidito. Tras una extraña carrera en la que se resolvía la copa Piston, deben hacer una repetición en la otra costa de los Estados Unidos. Como es un coche insoportable y estúpido, viaja a bordo de su único amigo, pero a mitad de camino se pierde y termina en un pueblo de la ruta 66, llamado Radiator Springs. Allí es condenado a arreglar la carretera que previamente destroza y, con la ayuda de todo el pueblo, consigue cambiar su actitud y la los que le rodean.

Bueno, esta película me aburrió ligeramente. El comienzo no me gustó nada, dado que todo apunta a una película más de esas que no aportan nada. Un triunfador es abandonado por su equipo y se pasa toda la película aprendiendo la importancia de la amistad y el trabajo en grupo. Y esto me empieza a aburrir. Pero conforme iba avanzando la película, la cosa va mejorando, aparecen geniales personajes secundarios y la historia va para delante. Tiene momento muy gracisoso, como los tractores y la segadora. Tiene momentos tiernos y de superación, momentos de llorar y algo de humor. Pero no deja de ser otra película más del género, que rezuma moralina y que no tengo nada claro que cale en los niños de la sociedad. Me parece que estas moralinas ten evidentes ya no llegan y comienzan a resultar algo cargantes.

Resumiendo, larga película de animación de la factoría Pixar que sería una obra maestra si no fuese por que es la enésima obra maestra de la factoría. Me ha gustado, pero no me llega a matar de la ilusión.

Muy buena si fuese la primera, pero son necesarios guiones más originales.

Besitos.

P.D: Las moscas son una idea muy ingeniosa.

7 comentarios:

knop dijo...

A mí me aburrió muchííííísimo esta película. No le ví la gracia por ningún lado.
Muy previsible, personajes sin carisma, ninguna gracia que haga esbozar siquiera una sutil sonrisa (bueno, solo una) y laaaarga, casi dos horas.
No entiendo como del mismo estudio de animación han podido salir "Los increibles" y "Cars". Una tan exquisita y la otra tan ... ñoña.
Una estrellita por lo bien hecha que está que es lo único que se salva.

Nesdy dijo...

Estoy de acuerdo con Antonio. La película se me hizo muuuuuuuuuuy lenta. No llega a enganchar en ningún momento y es demasiado previsible. Además de esa cancioncilla metida con calzador a mitad de película sin venir a cuento...

Sr Don Fran dijo...

Lo que le faltaba al señor Antonio... apoyo ;)

Teniendo en cuenta como anda la cartelera actual de verano (algo flojilla..), a la espera de los Piratas del Caribe y Alatristes, tampoco hay mucho más que ver (si no te gusta el cine de terror comercial, claro).

Yo, como habitual comentador desacreditado (por no haber visto las películas la mitad de las veces), creo que tampoco andará muy mal, siendo Pixar y tal. Cuando la vea os contaré. Nemo y Los Increibles me encantaron, a poco que sea la mitad de buena... me gustará la mitad :P

Besitos!

chinchanmolamazo dijo...

Buenas,

muero de la ilusión al haber conseguido una lectora nueva, esto marcha, je, je.

A lo que íbamos, a mí si me gustó y no tenís ni idea ;-)

En serio, la peli es bastante para niños, pero para comprarla en DVD y que la vayan viendo en casa a su rollo, dado que es larguísima. A mí me emocionó el final (yo si salen dos personas y una grita ilusionada "Vamos" y el otro le sigue, ya me emociono, je, je).

La cancioncilla si que sobra, si.

Besitos.

P.D: Señor Don Fran, comente aunque no las vea, que muero de la ilusión cuando leo algo en el blog.

knop dijo...

¡Una nueva lectora! ¡Y de acuerdo conmigo! ¡Que ilu! Bueno, ni que el blog fuera mio, jeje. Espero que te leamos mucho por estos lares.

Sr Don Fran, para criticar no hace falta ver la peli, fíjate la cantidad de críticas hechas por el Tito Chinchán (que desde que es padre está de un enternecido que todo le gusta), ¿te crees que las ha visto todas? ¿hasta el final? ni de coña, vamos.

Joe, no me acordaba de la cancioncilla. Le quito la estrellita que le había dao, ale.

Harapos dijo...

Vaya, pues a mí me encantó la película, pero es que a mí me encantan los coches, y el caso es que hay mogollón de guiños al mundo del motor que no se pillan a la primera.
Respecto al tema de la moralina.. qué quereis que os diga. Prefiero mil veces películas con moralina evidente, como las de antes, que ver filmes llenos de violencia gratuíta donde lo único que cuenta es GANAR a tu oponente, y si puede ser machacándolo y humillándolo, pues mejor.

chinchanmolamazo dijo...

Buenas harapos,

el tema de la moralina me parece que lo he afrontado mal. A mí me encantó el final, aunque irreal, de la película. Nos muestra que no todo en la vida es ganar, algo muy de moda en la sociedad.

A lo que me refería es que con ver los primeros 20 minutos ya tienes una sobredosis de moralina. Me refiero a la parte en que muestra que uno sólo no es nadie y que necesitas de un equipo, etc. Esa parte me pareció demasiado moral y aburrida.

De todos modos, la película me gustó, pero me cansa el género.

Un besazo!!!!