jueves, diciembre 30, 2004

La herencia de Valdemar (o algo así)

Bueno, para que no digais que sólo veo tremendos estrenos y que sólo los despellejo, me he movido por los suburbios del cine alternativo para traeros este primición. No la busqueis en ningún videoclub, no la busqueis en los cines, no la busqueis en Internet, porque no la vais a encontrar. Sólo la podreis ver si conoceis a alguien implicado en ella. Y hay que darse prisa, porque una vez vista, recibireis una llamada y morireis de una muerte atroz y dolorosa (uy, creo que me he liado).
Venga, la peli es la segunda parte de una que no he visto, así que no os puedo introducir mucho en la historia. La segunda trata (creo, que no me enteré demasiado bien de la risa tan buena que me pasé) de una historiadora de casos fantasmagóricos que enseña a unos alumnos unos casos misteriosos. La verdad que no me enteré bien por la risa que me pasé y porque el sonido provenía de ultratumba. La historiadora cuenta la historia (perdón por la rebuznancia) de una invocación al diablo que resultó fallida y que terminó con la muerte atroz y dolorosa de todos los participantes (entre ellos el conde Valdemar).
Y todo lo que tengo son halagos para la misma. Bueno, tengo muchos fallos, pero que coño, que es Navidad. La historia está muy bien documentada, con cantidad de documentos antiguos. Hay detalles muy cuidados, como los escenarios, aunque en otros flaquea un poquito (el mostacho de Valdemar le quita cualquier credibilidad, pudiendo provocar ataques de risa, sobretodo cuando en una escena lo tiene medio despegado, je, je). El sonido no está muy conseguido, pero se escucha bastante bien. Tiene unos efectos especiales de andar por casa, pero que resultan muy efectivos. Y el argumento (insisto) está muy currado y engancha la historia. Al rato de verla, se te olvida que son aficionados y te metes en la peli mucho. Además es una historia bastante redonda, con lo que no quedan demasiados flecos sueltos.
Los actores son muy graciosos, aunque el culminante de todos ellos (a parte del calvo que lo hace muy bien, y la pechá a reir que me pegué con el guiño a "The Ring" al final de la película) es Valdemar. Un tio de más de metronoventa, con un bigote y una perilla mal pegada. Hay que reconocerle que se esforzó mucho en la película, poniendo toda la carne en el asador, pero este papel no era el adecuado. Mucho mejor le iría un cameo con Almodovar o similar, digo yo.
Para terminar, decir que la presentación de la película (cuando salen los actores que van a participar) es muy profesional y da completamente el pego.

Resumiendo, que con las mierdas que ponen en cartelera y que se paga por verlas, esta es una opción muy digna de ver. Lo malo es que la distribución se hace en los círculos de grandes cinéfilos, con lo que dudo que podais ser uno de los elegidos para verla.

Besitos.

2 comentarios:

Juan Luis dijo...

Pero qué perra y qué mala eres.
Has querido no ser muy malo, pero al final me has puesto de vuelta y media. ¿Cómo que no pego mucho para el papel? sí, ya sé que quedaría mejor de travestis de medio pelo en una peli de P.A., pero, es lo que tiene ser actor, que uno interpreta otros papeles distintos al de su vida real.

En fin, que si algún lector de esta página, tiene interés en verla, que se ponga en contacto conmigo y le hago un pase privado, previo pago, bien en carne, bien en dinero, dependiendo de quién seas.

Besis.

Fantasmas de Faddeev-Popov dijo...

Ainnns, qué mala genteee, ¡hacer una critica de una peli que no se puede ver! ¿Ni en interné, ni na? ¿Ni un cachito? Bueno, ha estado bien leer el artículo :-)
Oye, por curiosidad... ¿quién era el dire? ¿no será casualmente la misma del 2004 que comentan en esta noticia:? << se inició el rodaje del film de terror ‘La herencia Valdemar’, el debú como largometrajista de José Luis Alemán, [...]El propio Alemán, en 2004, rodó ya una versión en video que se estrenó también directa en videoclubs. >> ¡Saludos!