martes, marzo 29, 2005

Blade Trinity

Últimamente estoy recibiendo críticas sobre lo novedoso de los films que me digno a ver. Dado que me debo a mi público, he decidido abandonar el cine de autor y volver a las comerciales. Así que he dejado el cerebro en la mesilla, he llenado el bol de las palomitas, me he tapado con la mantita y he seleccionado la última del Güesly Esnaips.

La película es la tercera entrega del famoso caza vampiros. Dado que están hartos los señores de la noche de que el Güesly les convierta en ceniza de puro, deciden resucitar nada más y nada menos que al conde Drácula (nada que ver con el Condemor). Por otra parte, le tienden una emboscada a Blade para ver si no les hace falta la ayuda de Drácula (que tiene una mala hostia que no os haceis cargo). Tras emboscarle, consiguen (esto ya es a mitad de la película) capturarle y bla, bla, bla. Total, que se junta un grupo de buenos (caza vampiros) que van a matar a todos los vampiros malvados y a sus secuaces. Creo que la trama ya la había visto.

Empieza muy bien, con la aparición estelar del vampiro más famoso de todos los tiempos. Pero a medida que va avanzando, va perdiendo mucho fuelle. Además, como el guión es un pedo, pues sólo esperas a la lucha final. Las peleas están muy logradas, así como los efectos especiales. Quizá deberían contratar a un cámara sin Parkinson, dado que marea un poquito, sobretodo en las persecuciones. Tiene escenas que hasta pueden provocar la risa, más que el espanto. Y luego tiene mogollón de incongruencias. Según las primeras entregas, los vampiros tienen más fuerza que Popeye dopado. Pues bien, hay una pelea entre un vampiro cachas cuan armario empotrado y un protagonista carne de bofetadas en las que le da candela el último. "Vamos hombre, que te pires", pensé yo. En fin, estas cosas me matan. Uno es de aspecto más cachas y es vampiro y recibe de un piltrafilla. Que no me lo creo.

Resumiendo, la película es entretenida, pero tampoco mucho. Lenta un rato. Si eres muy fan de estas películas o no tienes otra cosa mejor que hacer (entre una patada en la entrepierna y esto, elige la segunda opción) pues se puede ver. Si te gusta un poquito de guión y tal y Pascual, pues mejor que no vayas.

Besitos.

P.D: Los perros vampiros son de partirse la caja de la risa.
P.D.2: El Drácula tiene la boca como los Alien. Esto se llama plagio.
P.D.3: La fábrica de señores envasados al vacío es la mayor estupidez grabada nunca en el cine.
P.D.4: El final es de juzgado de guardia. No se lleven antorchas al cine, por si lo queman.
PD.5: Si alguien la ve, que me cuente si después de las letras hay alguna escena más, por favor.

3 comentarios:

Juan Luis dijo...

Vaya, hacía tiempo que no me metía y resulta que me he perdido la parte de cine de autor. Y es que, siempre que me he metido aquí he leído comentarios de películas american typical.

En fin, que otra que no voy a ver.

Por cierto, que la palabra Trinity está de moda. Ahora se lo han puesto también a un coche, también está, claro, la de Matrix, por otro lado está en el nombre de la película comentada, y por último, acaba de pasar la Semana Santa ;-)

Anónimo dijo...

La verdad es que el verdadero fallo de la película es el actor principal, ¿a quien se le ocurre poner un actor tan oscuro (que me da igual el color) en una película que se rueda casi integramente de noche, en que estarían pensando para cometer 3 veces el mismo error, donde este uno bien clarito para que tener contraste y de la imagen de UN ANGEL en busca de libertad, madre mia ;)

chinchanmolamazo dijo...

Cada día tienen más nivel mis lectores, unos ni leen las críticas, otros ni ven ni verás las películas. Ya no se que películas ver. En fin.

Blade tiene de Angel lo que yo de santo, y mira que con hábito y biblia doy bien el pego. Por cierto, si no ha visto la película ¿como cojones sabe que se rueda de noche? Cree usted una página de futurología, que tiene buen futuro.

Besitos.