miércoles, marzo 09, 2005

Los chicos del coro

Ya hacía tiempo que tenía ganas de verme una de esas bonitas de las que lloras más que una magdalena antes de ser mojada en el café con leche de la Teja. Pero no le encontraba el momento adecuado, dado que un machote como yo no puede llorar como dicha magdalena. Así que aprovechando que estaba malito con mis asuntos propios de la espalda, dejé a mi Santa que me pusiera una de esas que los hombres de pelo en pecho tenemos prohibidas. Ciertamente ella duró 17 segundos antes de caer rendida ante los pies del tal Morfeo ese. Un día voy a tener que partirle las piernas por listillo. Pero yo me salí con la mia y, ataviado con una caja de klinex tamaño Monica Lewisky (la del Clinton) me vi semejante película.

La película trata de un músico fracasado que termina en el culo del mundo, en un colegio llamado el fondo del estanque (más o menos). Este colegio es una internado para chavales con poca proyección de futuro. El director del centro lleva con mano de hierro dicho colegio, lo que hace que más o menos el centro funcione. La llegada de este profesor y sus métodos hace que todo cambie poco a poco hacia algo mejor. Pero el director no está muy deacuerdo con dichos cambios, así que pelea como gato panza arriba. Resumiendo, una peli de esas de profesores con ganas de cambiar el mundo y directores retrógados que sólo esperan su jubilación.

El argumento es bastante lineal, sin grandes giros a la historia, con lo que se sigue muy bien y facilita. El nuevo profesor cree que los chavales son malos pero educables, por lo que pone todos sus esfuerzos en reeducarlos. Por su parte el director pone sus esfuerzos en hostiarles. Son dos puntos de vista educativos. El profesor crea un coro con los chavales de clase, para ver si por ahí mejoran su actitud. Y vaya si lo consigue. La verdad es que os la podría contar entera, dado que no tiene ni medio sobresalto. Es de esas películas que ya sabes como va a terminar con sólo ver las letras del principio.

O sea, una película de esas bonitas, de las que echas la lagrimilla en ciertos momentos. No es ni mucho menos un drama, sino una película que cuenta una bonita historia (y que da un poco de pena, si). Sólo deciros que no terminé con el paquete de kleenex, así que no es un dramón. Me pareció una película muy bonita, imprescindible de ver.

Besitos.

P.D: La medicación hace que mis críticas sean de un ñoño que no puede ser.
P.D.2: El final si que es de llorar a moco tendido de lo bonito que es, snif, snif.
P.D.3: Se me olvidaba, la banda sonora es muy buena, por lo menos a mí me gustó.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Tal y como quedamos jefe me he pasado estos días del fin de semana por los cines de Madrid y he llegado a ver dos de las películas que me dijo usted que viera. Por cierto, ya se que acabo de empezar y que es pronto para ir con exigencias pero quiero un aumento de sueldo. Con eso de que cada vez tiene más tirón su columna, y ya no da de sí para ver películas y actualizar su página con los comentarios de éstas, se dedica a contratar a pringaetes como yo para que la vean y se la cuenten. Menudas colas me he tenido que chupar... bien largas.
A lo que vamos tal y como me dijo ví, "Hitch experto en ligues", bueno merecio la pena la espera y la chupada de cola porque la verdad es que nos reímos bastante. El tipo este negro ha triunfado en EEUU y en una semana ya ha batido todos los records de taquilla de la historia del cine de USA, la ostia en vinagreta y perejil. Pelicula entretenida y amena, como dice usted para dejarse el cerebro en la mesilla.
Por otro lado vi "Reencarnación", de la cual me esperaba mucho más después de las charlas que hemos tenido en el Chinato ("desde aquí un saludo a todos los chinos del Peonia"). Bastante floja y poco estable.
En fin jefe un anticipo!!

chinchanmolamazo dijo...

Buenas tardes,

me parece "estimado" colaborador que no entendió usted bien el tema. El trato era que usted me contaba la película y yo la escribía poniendome la medalla (como cierto minijtro). No era que usted se pusiera los galones y me robase el protagonismo. Que sepa que su empleo pende de un hilo. Ah, se me olvidaba, el tema del anticipo. Desde aquí se lo mando. Le anticipo que se va usted a jamar un mojón de cabra diarreosa. Dicho queda.
Tras responder a nuestro anónimo amigo, animo a todos los lectores a hacer sus propias críticas de las películas. Juro que no serán reprendidos con tanta firmeza como con la que he respondido a mi espatulilla preferida ;-)

Un besito, machote.