miércoles, enero 09, 2008

Pulp Fiction

Director: Quentin Tarantino.
Duración: Dos horas y media, na menos.
Estreno: 13 de enero de 1995.
Espectadores: 2.154.692 de seres humanos.

Hace no mucho conversaba con mi cuñado sobre cine y llegué a la conclusión que Tarantino no me gusta, dado que todas las virtudes que él me decía al respecto, a mí me parecían defectos. Por ejemplo, las conversaciones imposibles que mantienen, en algunos casos me parecen simpáticas, pero no me parecen geniales. Es más, son conversaciones bastante tontas, como la discursión de cómo llaman a las hamburguesas en Francia. No se, a este tipo no le termino de entender.

La película trata sobre una serie de secuencias en la vida de varias personas, sin aparente relación, pero que finalmente todas y cada una de ellas tienen un nexo. Este nexo viene dado por dos matones, Travolta y Samuel L. Jackson, y como es su rutina laboral. Ya imaginais, que si partele a ese las piernas, que si pegale cuatro tiros a aquel, etc. Por otro lado, tenemos a un boxeador que está ante su último combate y este tiene que ser un tongo. Una chica que es la novia del jefe, una pareja que quiere atracar una cafetería, y algunos personajillos más que completan el reparto.

A ver, esto de las pelis desordenadas será de genio, pero a mí me hace la picha un lio. Eso que salga de repente uno que estaba muerto me descoloca. Y esta peli está hecha así. Por otra parte, está trufada (que bonita expresión) de diálogos a cada cual más extraño, sobre los temas más banales y absurdos que te puedas imaginar. Pero tiene puntos buenos, como la inclusión del mejor secundario que ha dado el cine, como es el gran Bruce Willis (me gusta más en estos papeles cortos, que en papeles de prota). Otro de los puntos a favor de la película es que ha dejado para la posterioridad grandes momentos, como el baile de Travolta (que me parece pelín tonto), la frase "Caballeros, no nos chupemos las pollas todavía" del señor Lobo o la no peor frase "Jugaremos al medievo con tu culo" que hasta ha dado para una canción.

Resumiendo, película hecha a cachos sobre dos asesinos y sus interelaciones en una jornada de trabajo. Tarantino en estado puro, en la que es considerada su mejor película y obra maestra. No me parece que sea para tanto, aunque tiene momentos que hace que merezca la pena.

Aunque sólo sea por los momentos memorables.

Besitos.

P.D: Pensándolo bien, hay frases muy ingeniosas ;-)

1 comentario:

Raúl dijo...

Para mí totalmente genial... en su momento la vi varias veces en el cine.

Pero también es cierto que luego Tarantino no me ha llegado a enganchar lo mismo.