jueves, febrero 23, 2006

El erótico enmascarado


La película trata sobre Manolo (alumno del mismísmo Fraga), un profesor de ciencias sociales que va a ser ascendido a un ministerio. Tiene varios problemas el alegre profesor, dado que está liado con la hija del ministro, en la juventud fué actor porno (de tremenda herramienta, por cierto) y en la actualidad tiene un problema de "virilidad". Por ello recurre a un eminente psiquiatra (Ozores) para que le cure esa falta de erecciones. Por un lado, el psiquiatra se quiere divorciar de su mujer mientras que le acosa un gay. Por otro, quieren desbancar a Manolo de este puesto, rebuscando detalles en su oscuro pasado. Vamos, arte y ensayo que se suele decir.

Juanito Navarro de senador, Fernando Esteso de erótico, Ozores de psiquiatra, Maria Isbert, Chus Lampreade, etc, es que no le falta detalle. La película en sí es un petardo tremendo, porque, a diferencia de otras, no tiene demasiadas gracietas. Aunque tiene su puntillo en ciertos aspectos. Tiene tetillas de pezón saltarín desafiando las leyes de la gravedad, que reflejan fielmente la libertad sexual y la alegría de los alegres 80. Tiene sutiles gracietas sobre la volatilidad de ciertos políticos, con sus continuos cambios de chaqueta e ideologías. Tiene su enredo y comedia, pero no pasa de ahí. Bueno, un poco de ciencia ficción también hay, y es que tras ver follar a Ozores y Esteso uno se cree que es posible esquivar balas o andar por las aguas.

Resumiendo, otra más del género "Ozoril", que no termina de gustarme, aunque parafraseando a un rey muy famoso "Un desnudo bien vale ver la película" Bueno, realmente dijo París bien vale una misa, en relación a su paso al cristianismo más recalcitrante por conseguir la corona de Francia, pero en el fondo quería decir eso, seguro.

El caspómetro en horas bajas. Más Pajares y menos Estesos.


Besitos

P.D: "¿Porqué me recordará esto al Ayatolá Jomeini?", dice Esteso ante el felpudo de su novia, así, sin reirse ni nada.
P.D.2: Joder, que esperpento de cuerpos masculinos. Que diferencia con los metrosexuales que se llevan ahora.
P.D.3: Entrañable escena de Ozores como psiquiatra en calzoncillos, para los anales de la historia del cine.
P.D.4: "Rooooojaaaaaa, ¿cuando te has hecho tu rooooojaaaaaa?"
P.D.5: "Yo soy menos macho que Estíbaliz" grandes frases para la posterioridad.

2 comentarios:

Darío R.R dijo...

Efectivamente no es de las mejores de Mariano Ozores,le falta mordiente,a ratos es una película muy blandita

Sr Don Fran dijo...

Madre mia, este Sr es un estudioso?! Se ha debido perder, y ha venido a dar a este Blog de infame parroquia.

Yo como no la he visto me quedaré con el detalle de los pezones saltarines, de valorar.

Ale, ya queda menos para la llegada de H. Potter ;)