lunes, febrero 06, 2006

El fontanero, su mujer y otras cosas de meter


Bueno, hoy es un día glorioso. El Tito Chinchan va a publicar su primera crítica de una película porno, y esto es histórico. Desde luego no es la primera que veo, pero sí con la que más me he reido. Aunque tengo que decir que no sabía que era porno, pero ya que la había puesto, pues que se le va a hacer. Si me he visto cosas como La Monja o Rotwailer, ¿como no voy a ver esta?

La película trata sobre un fontanero que encuentra en la cama a su mujer junto a otro tío, que casualmente es su mejor amigo. Total, que se mosquea y va a calzarse a la mujer del amigo, que rápidamente se lo hacen. Total, que esto desemboca en un picha-coño-teta-boca sin parar en los 75 minutos de película. Al final pasa como en Los 2 lados de la cama, pero bien pasado, sin medias tintas. Siento haberos contado el final, pero es para evitar que os digan que sólo habeis visto el comienzo.

Bueno, esta película es la caña. Tiene todo lo que se puede esperar de una película. Tetillas por doquier y risas aseguradas, escenarios variados y nada de efectos especiales. El guión es sobrio y se ajusta muy bien a la idea preestablecida que coges con sólo ver el cartel. Sin sorpresas ni sobresaltos, pero mantiene muy bien la tensión narrativa hasta la sorpresa final. Como esbozos de la película, os cuento una escena. El fontanero está con una moza. Total, que le hecha un polvo a la susodicha sin bajarse la cremallera del mono (es un macho ibérico 100%). Ella le dice que la ha dejado a medias (el se queda a enteras) total que le haga un cunningulis. El dice que después del mantecao, ná de ná. Y ella, ni corta ni perezosa, se va al bidé y "checo, checo, checo" se lo deja como para comer sopas en el mismo. El señor recula, pero al final acepta. Pero como se ha vuelto a ir sin quitarse el mono, ella toma una rápida decisión. Coge el desatascador, lo pincha en el suelo y se pone a galopar sobre el mismo, lo que anima al fontanero a una afiladita de sable. Una locura.

Resumiendo, película S con mujeres de verdad, de cuando la silicona se ponía en las juntas y no en las tetas. Para descojonarse de risa un rato. De temas sexuales no hablo, que mi niña me regaña luego.

Besitos.

P.D: Iba a poner una clasificación en función de pollas de oro, pero no me apetece.
P.D.2: ¡¡¡¡Ahora, traspasamé, traspasaaaaaaameeeeeeeee!!!!!!
P.D.3: Publico esto porque mi niña le ha dado el visto bueno, que sino no me atrevería.

1 comentario:

Sr Don Fran dijo...

Acaba de pasar a Prioridad High en el Emule...

En lo que se baja me voy a comprar acciones de Cleenex